Conjugando el hablar con el decir

El comportamiento es la manera que tenemos los humanos de mostrar lo que está pasando dentro de nosotros. Es un tipo de comunicación.





Puede que ser que pronunciemos unas palabras determinadas, tales como "confío en ti", pero diferentes partes de nuestro cuerpo pueden estar diciendo lo contrario. A pesar de las palabras, puedo mostrar la desconfianza hacia la persona con la que estoy hablando mediante el lenguaje corporal o la forma en que le hablo.


Más allá de las palabras, tenemos muchas maneras diferentes de emitir y obtener mensajes; eso es así, a pesar, de la conciencia o inconsciencia que tengamos de este proceso. Nuestras palabras, el tono, los gestos, el lenguaje corporal, la mirada, las expresiones faciales contribuyen al mensaje, de alguna manera son la tilde de las palabras que estamos emitiendo.


Estas fuentes de mensaje las podemos imaginar como canales o pistas, de la misma forma que en un película, existen varias pistas, una para la música, para la imagen, la narración, los efectos especiales y el sonido. La misma imagen visual con o sin música, nos dice cosas diferentes.


Cuando todos estos canales de comunicación dicen cosas similares, somos congruentes. Nuestro mensaje coincide globalmente sin conflictos. Mis palabras están diciendo "confío en ti" y lo digo en un tono cálido con una sonrisa en la boca y los ojos.

Cuando nuestros canales de comunicación no dicen lo mismo, estamos, a cierto nivel, en conflicto. Por ejemplo, cuando digo: "confío en ti", en un tono duro de voz y sin mirar directamente a los ojos de la persona con la que estoy hablando.


Existen, básicamente, dos tipos diferentes de incongruencia comunicacional:

- La simultánea: es de la que hemos hablado en los párrafos anteriores. La persona da mensajes conflictivos, las palabras y el tono, por ejemplo, no coinciden.

- La secuencial: es cuando la persona da mensajes conflictivos uno tras otro.


Desde el punto de vista del profesional de la resolución de conflictos, debemos tener un conocimiento consciente del mensaje que estamos transmitiendo a las personas con las que estamos trabajando. Esta congruencia será fundamental para conseguir, o no, crear confianza en nuestro papel y la gestión que hacemos del problema o situación que estamos trabajando.


La incongruencia no es necesariamente algo malo. Para la persona mediadora puede ser una fuente de información muy valiosa, que nos puede estar indicando que algo no va bien, que debemos profundizar en lo que se está tratando o que es hora de cambiar la estrategia utilizada.


Congruencia: “Conveniencia, coherencia, relación lógica.” Diccionario de la Real Academia Española.

Hablar: “Emitir palabras.” Diccionario de la Real Academia Española.

Decir: “Manifestar con palabras el pensamiento.” Diccionario de la Real Academia Española.


----------

Coleman, D. (1996). Inteligencia emocional. Kairós

Rogers, C. R. (1961). On Becoming a person: A psychotherapists view of psychotherapy. Houghton Mifflin.

Rogers, C. R., Stevens, B., Gendlin, E. T., Shlien, J. M., & Van Dusen, W. (1967). Person to person: The problem of being human: A new trend in psychology. Lafayette, CA: Real People Press.

20 views
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • White Twitter Icon

© 2018 by Saó Dispute Resolution