Conversaciones difíciles

Las personas tejemos nuestras vidas con palabras, son nuestras palabras (o la falta de ellas) las que conforman el camino; así antes de entrar en una conversación difícil hagámonos algunas preguntas.

  • ¿Cuál es el objetivo para tener la conversación? ¿Qué esperamos lograr? ¿Cuál sería el resultado ideal?.

  • ¿Qué estamos presuponiendo acerca de las intenciones de la otra persona?

  • ¿Estoy actuando por lo que oigo o por lo que esta conversación me recuerda de la ya vivido?

  • ¿Quién es el "adversario"?

  • ¿Qué piensa él de esta situación? ¿Cuáles son sus necesidades? ¿y sus temores?

  • ¿Existen intereses comunes? ¿Podría haberlos?

  • ¿Cómo hemos contribuido a la creación de esta situación?

Aplicando los principios y características del proceso de mediación debemos seguir los siguientes pasos para alcanzar el entendimiento:

  • Cultivar en nuestro mensaje una actitud de descubrimiento y curiosidad.

  • Reconocer a la otra persona. El reconocimiento significa mostrar que hemos oído y entendido.

  • Dar la oportunidad a nuestro oponente de expresar toda su energía sobre el tema que nos ocupa.

  • Una vez nos hemos escuchado estaremos listos para comenzar a trabajar en posibles soluciones. 

El arte de la conversación es como cualquier arte - con práctica continuada se adquiere la habilidad y facilidad.



  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • White Twitter Icon

© 2018 by Saó Dispute Resolution